atlas-de-la-carne-hechos-y-cifras-post

Atlas de la carne

Atlas de la carne… primero que todo contaros que hace unos días encontré este estudio sobre la carne que me ha invitado a reflexionar y os invito a hacerlo conmigo.

Atlas de la carne, hechos y cifras sobre los animales que comemos.

Atlas de la carne va de unas escandalosas cifras sobre el consumo de carne, me han dejado estupefacta. Así he reforzado en la idea de impulsar, más aún, un desarrollo espiritual, en la visión, energía que empleamos en nuestras vida. Sin eso el ser humano está esclavo de la alineación más grande del planeta: nos han convertido en esclavos del sistema alimentario.

 

La forma en que comemos carne denota desequilibrio.

La comida, que en la jerarquía de las necesidades humanas de la pirámide de Maslow, es una necesidad biológica, se ha convertido hoy en un recurso emocional.

Desde siempre los humanos han usado la alimentación para la socialización y ahora también es un remedio para el estrés, la frustración o la tristeza o como simplemente como escape al aburrimiento…

Algo que sirve para la supervivencia, lo hemos convertido en un exceso que nos enferma y hasta nos mata os da una mala vida. Enfermedades cardiovasculares, obesidad, osteoporosis, cáncer, son solo algunas de las enfermedades con el consumo excesivo de comida (sin olvidar anorexia y bulimia, muy común en adolescentes).

Y los grandes sistemas de producción, saben como hacer negocio y acallar nuestra consciencia: mediante el bombardeo de anuncios atractivos de productos, nos alejan de la verdad. ¿De dónde procede la carne que tienes en el plato?

Sobre eso vamos a reflexionar hoy aquí con el Atlas de la carne: datos y cifras de los consumos mundiales.

Y la pregunta es ¿a día de hoy, es realmente necesario? ¡Os espero en los comentarios!

 

Juntando ideas para mejorar.

Atlas de la carne nos propone una observación mundial sobre el consumo de carnes, los compañeros alemanes de la Fundación Heinrich Böll han reflexionado para proponer esta idea que apunta hacia una drástica reducción de las granjas de exterminio animal.

Si bien mi elección no es la alimentación animal me inspira el reflexionar con vosotr@s a cerca de las distintas propuestas que nos dirijan hacia un mayor equilibrio del planeta.

Tomar consciencia de la realidad, es un paso decisivo y contagioso que nos puede ayudar a todos.

 

¿Te has preguntado alguna vez de dónde viene el bistec, la salchicha o la hamburguesa que te comes?

La satisfacción personal es el impulso que guía las decisiones que tomamos. Cada uno decide lo que quiere comer, por eso el consumo responsable se basa en la demanda de información para tomar las mejores decisiones.

  • ¿Cómo puede el consumidor comprender el impacto global causado por su consumo de carne?
  • ¿Cuánta gente sabe que la altísima demanda de carne y productos lácteos es directamente responsable de la deforestación y del empobrecimiento del suelo?
  • ¿Quién es consciente de las consecuencias de la explotación industrial de ganado son la pobreza y el hambre, el desplazamiento y la migración, el cambio climático y la destrucción de la biodiversidad?

La OMS declaró la carne procesada en grado 1 de sustancias cancerígenas, el mismo nivel de peligrosidad que el tabaco. Sin embargo, no hay mensajes de peligro en los paquetes de carne como en las cajetillas de cigarrillos. No se visibilizan las consecuencias de su consumo, en ningún producto o subproducto cárnico que se adquieren en el supermercado.

De hecho, las grandes corporaciones agroindustriales, tratan de minimizar los efectos negativos del consumo de carne. En todos los envases y cualquier publicidad, se muestran animales pastando tranquilamente, amados y felices. Pero la realidad es otra bien distinta. Estos animales padecen el sufrimiento más cruel que se pueda imaginar: violaciones repetidas, maltrato, hacinamiento, robos y asesinatos de bebés. Una vaca puede vivir hasta 20 años. ¿Sabes cuánto vive una vaca en una explotación? Un máximo de tres años.

 

Derecho a la alimentación ¿respetado?

Hoy día sabemos que una de cada siete personas en el mundo no tiene acceso apropiado a la comida, eso significa que incumplimos repetidamente con el derecho internacionalmente reconocido a una alimentación suficiente en términos de calidad y cantidad.

Por el contrario, casi mil millones de personas en el mundo pasan hambre y esto se debe en gran medida a que la alta demanda de carne que sostiene la explotación a gran escala de ganadería y ya sabemos cuál es el gran consumo de cereales y agua necesarios para hacer una vaca y a las pocas personas que abastece. ¿Sabias que con los cereales que come una vaca una mes, podría comer un pueblo entero durante un año?

 

Consumo mundial de carne que financiamos sin saberlo.

Ahora mismo estamos todos financiando con fondos públicos la subsistencia de las granjas industriales, tanto en los Estados Unidos como en la Unión Europea. ¿Sabías que el 40% de los productos cárnicos acaban en la basura?

 

Atlas de la carne: es un contador de animales muertos en el mundo.

 

Atlas de la carne, en desequilibrio.
Atlas de la carne son datos oficiales y estimaciones de 2011 arrojan las cifras en cabezas totales de animales faenados en el mundo.

 

Atlas de la carne: un desequilibrio que ofrece salidas viables.

Como resultado, la preocupación central de la Fundación Heinrich Böll es proporcionar información sobre los efectos de la producción de carne y ofrecer alternativas, así nos cuenta Barbara Unmüßig, presidenta de la Fundación Heinrich Böll, en el estudio presentado en 2014, ATLAS DE LA CARNE, hechos y cifras sobre los animales que se comen en el mundo.

De modo que dirigen esta propuesta a los gobiernos en el mundo industrializado invitándoles, con sus propias palabras:

a cambiar radicalmente de curso y luchar contra el poder del lobby de la agroindustria, los países en desarrollo pueden evitar cometer los errores de otras naciones.

Si conocen los efectos de la producción intensiva de carne, pueden planificar una forma futura de producción que sea responsable social, ética y ambientalmente.

En vez de tratar de exportar su fallido modelo, la UE y los EE.UU. deberían intentar demostrar que el cambio es tan necesario como posible.

Las alternativas existen.

  • La carne puede ser producida a partir de ganado criado en pastizales en lugar de explotaciones y fábricas…
  • la comida puede ser producida localmente, en vez de ser enviada a miles de kilómetros de su lugar de origen…
  • En un sistema así, el estiércol no tiene por qué ser un problema para la naturaleza ni para la salud de la población circundante: puede ser distribuido en los mismos campos para enriquecer el suelo.

Este atlas le invita a viajar por el mundo y le da un profundo conocimiento de las conexiones globales que ocurren cuando comemos carne.

Solamente los consumidores informados y críticos pueden tomar las decisiones adecuadas y demandar los cambios políticos que se requieren.”

 

Qué es la Fundación Heinrich Böll Stiftung.

Atlas de la carne, en desequilibrio.
Atlas de la carne, es un estudio creado por la Fundación Heinrich Böll Stiftung para ofrecer soluciones.

La Fundación Heinrich Böll (o Heinrich Böll Stiftung, HBS por su sigla en alemán) es una agencia que promueve los proyectos de los verdes, un “think tank” de políticas públicas y una red internacional.​

Los temas centrales de la fundación son la ecología y la sustentabilidad, la democracia y los Derechos Humanos, la auto-determinación y la justicia. Todo esto, en el marco de un énfasis particular por la democracia de género, que significa la emancipación social y la igualdad de derechos para hombres y mujeres.

La fundación está comprometida con los derechos igualitarios para minorías étnicas y culturales, y aboga por un participación política y social de los inmigrantes. También promueve la no violencia y es pro-activa en políticas pacifistas.

La Fundación Heinrich Böll trabaja en un amplio abanico de temas, con particular énfasis en:

  • Cambio Climático: La fundación se enfoca en el concepto de Derechos del Desarrollo verde, y argumenta que la única forma de quebrar la tensión entre el clima y la crisis del desarrollo es ampliar la agenda de la protección climática para incluir la protección del desarrollo digno.
  • Democracia: La fundación apoya el reclamo democrático a través del fortalecimiento de las instituciones y la construcción de una ciudadanía activa y sustantiva que conozca y ejerza con plenitud sus derechos fundamentales. Favorece y propicia la creación de espacios para el debate público y promueve la construcción de valores ciudadanos para un fortalecimiento de la sociedad civil y su relación con los partidos políticos y las instituciones democráticas.

¿Y tú qué opinas?

¡Os veo en los comentarios!

A través de este blog os iré presentando las alternativas que están emergiendo en el panorama actual.

¡Gracias por leer!


Relación entre el gluten y las tiroides

Gluten y tiroides, estudios y observaciones del Dr. López Rueda

Gluten y tiroides

El Dr. López Rueda, director médico del centro Mas que dietas, endocrino, internista y especialista en enfermedades ambientales, habla en este vídeo, de la relación entre el consumo elevado de gluten y tiroides. En esta charla, además de hablar del gluten y tiroides, también explica la influencia del gluten en los problemas relacionados con la falta de vitamina D y de varias patologías como Alzheimer, autismo, artritis reumatoide, etc.  

¿Por qué Fleur Du Vie Intelligent Food, produce alimentos sin gluten?

Principalmente porque somos dos mujeres, una con intolerancia severa y otra leve pero apreciable, además de ser una pandemia mundial que crece duplicará las cifras para 2050. La relación entre el gluten y la tiroides es muy relevante y os la mostramos hoy aquí.

¿Cómo sustituir el gluten?

Si quieres conocer qué ingredientes hemos utilizado para sustituir el gluten, lee este post sobre el Psyllium Husk o la también llamada zaragotana. Síguenos en nuestro blog. Te mantendremos informad@ sobre tendencias, informes médicos y mucho más.